Decíamos en una entrada anterior que la domótica se puede emplear, entre otros ámbitos, como sistema para mejorar la eficiencia energética de los edificios. En este aspecto, las posibilidades son múltiples e irán aumentando a medida que las tecnologías vayan progresando. Pero aquí presentamos, de momento, cinco elementos básicos que nos permiten introducir estas técnicas y que supondrán un ahorro en la factura mensual.

 

1-Luces con sensor de movimiento

Una alternativa para consumir menos luz son las luminarias con encendido y apagado automático. Se encienden cuando detectan nuestra presencia y se apagan al cabo de un tiempo una vez que hayamos salido del lugar. Así se acaban las habitaciones iluminadas en las que no hay nadie.

 

2-Termostatos

Los termostatos inteligentes y autoprogramables aprenden del uso que se le da a la calefacción en cada hogar u oficina de manera que pueden optimizar el consumo sin tener que pasar frío (o calor).

 

3-Enchufes inteligentes

Un paso más allá de los enchufes programables encontramos los que permiten encender y apagar luces y electrodomésticos a voluntad, y desde cualquier lugar, al gestionarse a través del móvil, ordenador, tableta… o de un altavoz inteligente, gracias a su conexión Wi-Fi y 4G. Un elemento configurable y ampliable para que los aparatos funcionen solo cuando deben funcionar. Podemos decir cada mañana desde la cama: «Alexa, enciende la cafetera».

 

4-Ahorradores de energía

Una variante de los enchufes inteligentes, y que pueden aparecer conjuntamente en un mismo dispositivo, son los ahorradores de energía capaces de detectar cuándo un aparato eléctrico está en modo stand-by, por lo que dejan de suministrarle electricidad.

5-Medidores de consumo

En teoría, actualmente todos los contadores instalados por las compañías eléctricas son ya inteligentes y, en teoría, deberían proporcionar la información del consumo no solo a la empresa sino también al cliente. Existe la posibilidad de instalar nuestro propio medidor de consumo que nos facilite información en tiempo real sobre el gasto y, de paso, compararlo con el de la factura final.

En Argieder nos ponemos a su disposición para aconsejarle gratuitamente sobre sistemas de ahorro energético en el hogar, comercio u oficina.