Como decíamos en el artículo «Reducir el consumo de energía en cuarentena«, pasamos en casa mucho más tiempo de lo habitual, lo que puede disparar el gasto energético y, si además tenemos en cuenta la crisis económica que se avecina, hay cierto grado de preocupación por parte de muchos consumidores y un interés especial por reducir los gestos familiares lo más posible.

Acierto.com y la Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) han presentado una serie de consejos que pueden ayudar a ahorrar durante el confinamiento, pero también en el día a día cuando volvamos a la normalidad. Tanto que, según sus cálculos, podríamos ahorrar hasta 2.000 € al año. Estos consejos son complementarios a los que dimos en el artículo mencionado más arriba.

1-Utilizar el calor residual de la vitrocerámica a la hora de cocinar. Si cocinamos para varios días podemos ir haciendo recetas consecutivamente y emplear los fuegos que ya están en marcha. Intentar apagarlos antes de que los alimentos estén preparados ya que la temperatura se mantiene durante bastante tiempo.

2-Es importante verificar el estado del aislamiento externo del edificio. Una vivienda con buenas ventanas y sistemas de aislamiento permite ahorrar hasta un 30%. Es verdad que instalar de cero estos elementos pueden suponer un fuerte desembolso inicial pero nos garantizan el ahorro durante muchos años y a la larga se amortiza.

3-Domótica. En esta web hemos hablado ya de las grandes posibilidades del ahorro que supone la instalación de equipamientos inteligentes: termostatos con sistemas de localización para apagarse y encenderse; persianas que regulan automáticamente la entrada de luz, aprovechando la energía solar o cerrándose por la noche; electrodomesticos que pueden activarse desde fuera de casa, etc.

4-El agua caliente supone el 26% del consumo en los hogares. Es recomendable instalar aireadores o reductores de caudal en los grifos para gastar menos agua y energía. También se recomienda optar siempre por la ducha en lugar del baño.